Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Artigos

Recorrido

La salida se sitúa en la Avenida de Samil, al lado de la playa del mismo nombre, siendo el primer kilómetro totalmente llano y adecuado para coger ritmo de carrera. Una vez finalizado este tramo, y coincidiendo con el límite de la playa de Samil, empieza un intervalo de pequeños toboganes de 2 kilómetros hasta llegar al final del puerto de Canido, después de haber pasado por Alcabre y O Vao.

Aquí empieza una de las dos partes duras de la carrera: la subida de Canido a la Carretera Provincial y la subida por la misma; no resultan muy empinadas, pero sí largas, y sólo ofrecen un pequeño momento de respiro para seguir progresando hasta el kilómetro 6 en el cruce de Mide. A partir de este punto, el perfil de la carrera se apacigua y nos ofrece tramos de bajada suave combinados con tramos llanos, lo cual favorece un ritmo de competición cómodo para el atleta.

Al llegar a Nigrán la carrera desciende hacia Playa América por la Avenida Castelao, girando hacia la derecha al final de la misma hasta llegar a la altura del pabellón de deportes. Una vez rodeado éste, el recorrido retoma de nuevo la dirección hacia Baiona, y paralelamente a la playa alcanza el kilómetro 15 a los pies de Monte Lourido. Este es para muchos el tramo más duro de la carrera: una pequeña península de 1,5 Km que se bordea 360º para salir algo más adelante del punto por el que se había entrado, después de dejar atrás un rosario de repechos y una bajada final bastante empinada.

Una vez superada esta dificultad, el kilómetro 18 nos deja en A Ramallosa, donde se enfila la calle Torrente Ballester para girar a la derecha justo al final de la misma y afrontar los 3 últimos kilómetros de la carrera, en un tramo totalmente llano que nos lleva hasta la línea de meta en la calle Elduayen de Baiona.